VISITA A TALCA Y A SU PATRIMONIO MILITAR

Talca es en Chile una de las ciudades con mayor tradición e historia. Fue durante los siglos dieciocho y diecinueve, la urbe más importante ente Santiago y Concepción y al ser ribereña del Maule, era ciudad “fronteriza” entre las provincias con esos mismo nombres (Santiago y Concepción)

Como Corporación hemos realizado dos visitas recientes a esa ciudad con el fin de cambiar impresiones sobre su patrimonio militar, donde hemos encontrado la entusiasta colaboración del Comandante del Regimiento Talca, teniente coronel Pedro Araya y del Consejero Regional, SOM (R) Juan Valdebenito.

Hace un par de años nuestra Corporación colaboró y financió la construcción de un memorial destinado a los héroes del Regimiento Talca durante la Guerra del Pacífico, el que quedó ubicado en el patio de honor de ese cuartel militar. Sin ser una obra de gran magnitud, está dotada de la dignidad requerida.

La verdad es que la actuación del inicial batallón Talca, después convertido en regimiento, es una de las más valerosas y atrayentes de la Guerra del Pacífico y pensamos que su memoria merece mucho más. Talquinos pobres, campesinos y estudiantes del liceo (con sus profesores), acompañados de lo más granado de los “pijes” de la sociedad, se dieron de codazos por alcanzar un puesto en la unidad cívica movilizada que en 1880 se creaba en el Liceo, establecimiento que terminó siendo su improvisado e inicial cuartel.

El bautismo de fuego del regimiento maulino tuvo lugar el 13 de enero de 1881 en la batalla de Chorrillos (nada menos) y su actuación rivalizó en valentía y eficiencia de combate con las que mostraban los cuerpos más veteranos del Ejército. A pesar de haber sufrido numerosas bajas, esa misma conducta de los talquinos fue repetida al día subsiguiente, en la batalla de Miraflores.

Después de la ocupación de Lima, mientras la mayoría de las unidades regresaron a la patria, el Talca quedó cumpliendo variadas misiones en el Perú. Fue en esa condición que le cupo el honor de tomar parte en la batalla de Huamachuco, acción decisiva de la Guerra del Pacífico, en la que el Regimiento tuvo un especial lucimiento. Cabe destacar que para esa época el Talca estuvo al mando de un destacado talquino, el teniente coronel Alejandro Cruz Vergara, quien era un civil movilizado.

Ante semejante trayectoria de este glorioso Regimiento, a la Corporación le ha parecido de justicia poner de relieve ante los actuales habitantes de esa ciudad, la heroica actuación de sus ancestros talquinos. Con ese fin, estamos explorando algunas alternativas que propondremos a las autoridades locales, pareciéndonos que un proyecto interesante podría ser el de poner en valor el Monumento a la Victoria, magnífica pieza escultórica levantada en honor de los héroes del Talca y que hoy pasa un tanto desapercibida o se desconoce su origen y motivación.