LA MUERTE DE VALDIVIA EN LAS ACTAS DEL CABILDO DE SANTIAGO

articles-77178_thumbnail

Pedro de Valdivia nació en Extremadura, España, hacia 1500. En 1520 “entra a servir en el ejército español y lucha en Italia.” En 1525 contrae matrimonio con Marina Ortiz de Gaete. En 1539 obtiene permiso de “Francisco Pizarro para emprender la conquista de Chile y en enero de 1540 parte de Cuzco para llegar en diciembre al valle del Mapocho.” En diciembre de 1553, el 25, es tomado prisionero por los araucanos dirigidos por Lautaro. En dicha instancia “Valdivia sufrió una muerte horrorosa a manos de los [araucanos], que luego de torturarlo clavaron su cabeza en una pica como trofeo.”

El acta del Cabildo de Santiago, de 11 de enero de 1554, da cuenta de su muerte y de su sucesión, en la persona de Rodrigo de Quiroga, en los siguientes términos:

En la ciudad de Santiago del Nuevo Extremo, a once días del mes de enero de mil e quinientos e cincuenta e cuatro años, se juntaron a su cabildo e ayuntamiento, como lo han de uso y de costumbre de se juntar, los muy magníficos señores justicia y regidores de esta dicha ciudad,

conviene a saber : el señor Juan Fernández Alderete, alcalde ordinario en esta dicha ciudad y su jurisdicción por S. M., y los señores Rodrigo de Araya, y Juan Godínez, e Alonso de Escobar, regidores, y también se halló en el dicho cabildo Santiago de Asoca, procurador síndico de esta dicha ciudad, por ante mí, Diego de Orué, escribano del dicho cabildo, para entender en las cosas tocantes y cumplideras a1 servicio de Dios Nuestro Señor y de S. M. y bien común de esta dicha ciudad; trataron y proveyeron las cosas siguientes.

En este dicho día pareció en el dicho cabildo el dicho Santiago de Asoca e presentó una petición como procurador síndico de esta ciudad, firmada de su nombre, [el] tenor de la cual es esto que se sigue:

Mui magníficos señores, Santiago  de Asoca, vecino de esta ciudad de Santiago del Nuevo Extremo y procurador síndico de ella, en nombre de esta dicha ciudad, vecinos y moradores de ella, parezco ante vuestras mercedes, estando, como al presente están, juntos en su cabildo e ayuntamiento, y digo: que por cartas que hoy han venido a esta ciudad de las provincias de Arauco, de Juan de Alba, mayordomo que ha sido del gobernador Pedro de Valdivia, gobernador de estas provincias de la Nueva Extremadura por S. M., se ha sabido que el dicho señor gobernador es fallecido de esta presente vida, que lo mataron los indios juntamente con otros muchos españoles que con él se hallaron; y pues al presente es teniente de esta dicha ciudad Rodrigo de Quiroga, y lo ha sido por el dicho gobernador Pedro de Valdivia muchos años, como a vuestras mercedes y a todos les es notorio; el cual, siendo como es caballero hijodalgo, e persona tan valerosa, y con quien todo el pueblo y toda la tierra está tan bien quisto, que no hay persona que dél se queje, y es de los primeros conquistadores que a esta tierra vinieron.

[Sabido es] que todos los capitanes son muertos, que los mataron los indios en el alzamiento que ahora se ha hecho en las provincias de Arauco, adonde el dicho señor gobernador estaba.

[En consecuencia,] Rodrigo de Quiroga sea, hasta que S. M. mande otra cosa en contrario, capitán general y justicia mayor de esta dicha ciudad de Santiago y de toda esta dicha gobernación de la Nueva Extremadura; y que pueda dar y encomendar indios, y sustentarlos a las personas que al presente los tienen.  Y lo firmó. Y que lo pueda tener y tenga según y de la manera que lo tenía de S. M. el dicho Pedro de Valdivia, sin que le falte cosa alguna. Y que esto se entiende siendo muerto el dicho señor gobernador, y no de otra manera.— Juan Fernández Alderete.

(Nota: se ha actualizado parte de la grafía para facilitar la lectura)

(Tomado de Memoria Chilena, Internet: https://goo.gl/AW59Ms; acceso: 15/10/2015.)