EXPEDICIÓN LIBERTADORA DEL PERÚ DESEMBARCA EN LA BAHÍA DE PARACAS

Continuar las campañas independentistas hacia el territorio peruano eran los planes del general San Martín, una vez que se obtuviera la emancipación en Chile. Tras el triunfo de Maipú, el Director Supremo Bernardo O’Higgins se abocó a la tarea de organizar la Expedición Libertadora al Perú; para ello debió equipar un Ejército y organizar una fuerza naval, capaz de hacer frente a las continuas expediciones provenientes de España, y de esta manera lograr finalmente el dominio del mar. El general José de San Martín, al mando del Ejército Libertador, se embarcó en el buque de su nombre, mientras que el almirante Cochrane izó su insignia en la “O’Higgins”

Dieciocho días después de su zarpe en Valparaíso el 20 de agosto de 1820, la expedición llegó el puerto peruano de Pisco el 8 de septiembre, marcando el inicio de una serie de episodios de la historia peruana en camino a su Independencia. El Ejército Libertador desembarcó en la bahía de Paracas y entró a la ciudad algunas horas después, instalando San Martín su Estado Mayor.

La Expedición de la Sierra Central comenzó el 20 de octubre de 1820, cuando San Martín dirigió sus fuerzas al interior del Perú. La presencia de las fuerzas expedicionarias y la intensificación de la crisis interna del mando realista, permitieron que el 9 de julio de 1821 ingresara el Ejército Libertador a Lima. San Martín convocó a un Cabildo Abierto y, proclamó la Independencia del Perú el 28 de julio de 1821 en la Plaza Mayor de Lima.